Wednesday, August 23, 2006

El futbol y sus mujeres.


Algo acontece en el aíre del turbio entusiasmo de la muchedumbre. Crecen como setas en el prado los puntos de recreación donde las ligas femeninas y los empresarios del rubro se dan amorosamente las manos. Por otro lado (¿o por el mismo?) crece el ansia de igualdad a toda costa, palabras que nos otorgan el estatutos de “progresistas”, es decir, en la jerarquía de valores y virtudes, en las cimas del pensamiento contemporáneo. Ligas femeninas, leyes que estableces de forma apremiante y angustiante igualdad de escaños en los parlamentos, etc, varios signos que nos trae el viento de nuestro tiempo. A raíz de esto podemos de-morar por un momento para pensar. Detenernos en la orilla de un río que todo arrastra. “Voluntad de igualdad”, ¿qué nos dicen estas palabras “justas” y “buenas”. Y ¿qué nos dicen estas palabras, “odio”, “venganza”, “resentimiento”, “demencia”? Muchos promulgan una tabla igualitaria para todos, hombres y mujeres. “todos deben ser iguales”. ¿No se escuchará en estas palabras la voz de la impotencia desgarrada? ¿Y en el caso de las ligas femeninas, la impotencia de no PODER crear algo por sobre los valores que el hombre ha impuesto a lo largo de siglos? Quizás esta represión silenciosa habla a través del ruido que hacen los molinos llanos de la igualdad, la incapacidad de crear lo nuevo, la fatiga que conlleva la desigualdad. “Somos justos y hacemos para todos y todas ligas de fútbol. La igualdad virtuosa nos guía en nuestro camino”-murmullan los empresarios cuando cuentan el dinero que sus ligas le han dejado. ¿Y ese entusiasmo que se ve en los ojos de aquellas mujeres que corren de detras de una pelota? Quizás no sea el entusiasmo del corazón, sino de la venganza, la envidia fría y sutil. Alguien dijo “lo que el padre calló, eso habla el hijo: y a menudo he encontrado que el hijo era el desvelado secreto del padre”. Siglos de represión, enclaustramiento, provoca odio en el corazón más sublime. La envidia cercena el poder creador. “Ellos han sido de este modo. ¡Demostrémosles que también nosotras lo podemos hacer!” Y vaya que lo hacen bien. He visto mujeres mover la pelota como yo solo en sueños lo he hecho, con una zurda que debería provocar la envidia de los magros profesionales que nos hacen perder dinero en la entrada (sumada a la belleza de los movimientos). No se confundan estas palabras; no hay nada de malo en ello. Tampoco algo bueno. ¿O es que acaso he hablado aquí de valores buenos y malos? Los sentidos son inocentes, dijo por ahí un caminante de las montañas. Si pensamos desde allí, podemos preguntarnos, sólo por curiosidad, ¿en el fútbol femenino, se abre el entusiasmo del juego y la virtud, o el sombrío entusiasmo de la envidia, el castigo, y la venganza?.

luis felipe oyarzún montes

7 Comments:

Blogger Juan Emar said...

Muy lúcido artículo maestro. Sin duda esta "borrachera de la igualdad" alcanza ribetes hasta groseros a veces. Recordemos a Josefina Correa con su cargo publicitario-fantasma en Lider.

El discurso de la igualdad termina nivelando hacia abajo y repitiendo los mismos (iguales) errores. La creatividad se sacrifica, el mérito se castiga o chaquetea, y nos hundimos en la mediocridad.
Si desde la genética sabemos que nadie es igual a nadie, ¿por qué no potenciar esas diferencias y enriquecernos con la diversidad?

abrazo

11:32 AM  
Anonymous pía said...

podríamos observar la emergencia del fútbol femenino a la luz de la deconstrucción de la lógica binaria con la cual ha operado tradicionalmente la filosofía occidental, o tal vez simplemente como la apertura hacia nuevas (al menos para nosotras) áreas (de diversión, pensamiento, etc), que no excluyen la fabricación de manifestaciones "originales". sea como sea, se pasa bien. y claro, algo de satisfacción da eso de profanar viejas convenciones. es parte del encanto.
saludos, licenciado oyarzún.

4:26 PM  
Anonymous lfom said...

diferente es..pasarlo bien..a que sean nuevos modos o posibilidades.

en todo caso, como el asunto no es moral..

he visto zurdas magistrales.. una chica que la pisaba, y remataba con más fuerza que yo..

espero que su dribling sea tan bueno como lo que comenta..señorita pía

saludos cordiales.

7:17 PM  
Anonymous pía said...

no creo que haya contradicción. el "pasarlo bien" se menciona como algo extra.
le reitero mi cordialidad

1:35 PM  
Anonymous Anonymous said...

lo que dice J.Emar es cierto, pero hasta que nos muramos no más.

12:44 PM  
Anonymous Anonymous said...

MUY BUENAS LETRAS TIENES IMPRESAS EN TU PANTALLA BLOG MI QUERIDO AMIGO DE PALABRA DE FUTBOL.

ATTE: JOHNNY DOOR

7:19 PM  
Anonymous Anonymous said...

ya po escriban algo nuevo para la tribuna

10:09 PM  

Post a Comment

<< Home