Thursday, November 19, 2009

Homenaje a Irlanda: a shame on you Tití


Thierry Henry, el mismo que vino a Chile auspiciado por la Unicef, el mismo que ha hecho declaraciones reflexionadas acerca del deporte más hermoso del mundo, me ha dejado decepcionado.

Con una mano vista desde todos los ángulos, por el cuarto árbitro y por todos los televidentes, Francia, la mezquina Francia del loco Domenech, ha quedado en el mundial; mientras, un pueblo entero, que nunca tuvo colonias, que siempre ha estado bajo el dominio de otros, ha quedado fuera del sueño más importante. Los irlandeses siempre han estado bajo los signos de Saturno, como decía Verlaine, siempre se los han cagado, de uno u otro modo. Los irlandades nunca serán independientes y, en este caso, además, tampoco tienen a Platini comandando la organización del mundial. El Vaticano nunca ayudó a la Iglesia Católica para financiar la lucha por la independencia. Felipe II tampoco lo hizo.

Pero este castigo es demasiado, sobre todo en manos del jugador que todos creíamos era la fiel representación de la elegancia francesa. La justicia divina, nuevamente, nunca llega para los equipos sin muchas influencias, para los que juegan calladitos, que tienen poca importancia mediática, como los irlandeses.

Nunca había visto un juego frances tan parco. Y nunca había visto jugadores más malos pa la pelota pero con más huevos que los irlandeses. Lucharon los dos partidos con pocos argumentos técnicos. Parecían chicos de secundaria jugando en las calles de Belfast, mientras las tropas británicas que ocupan el Ulster los perseguían. De seguro se acordaron de Joyce, de Yeats, de Shane Macgowan, de Dolores O' Riordan, de Elvis Costello, de Sinnead O'Connor, de Van Morrison, de los Clancy Brothers, del mismísimo y duro Roy Keane, de Patsy O'Hara, de Gerry Adams. Pensaron que jugaban para olvidarse de la era de Maggie, cuando les metían el dedo en el culo todos los días, pensaron que jugaban para reivindicar a los seis de Birminghan, pensaron que podían, en un partido, cobrar las pensiones impagas de los irlandeses que ayudaron a levantar a EEUU después de la crisis (sobre todos a los de la Railway Co. y a los del NYPD). Los irlandeses juegan como escolares, como si estuvieran jugándose la vida, son todos funcionales a un esquema de juego que no ha variado en 150 años. Cuatro atrás, cuatro al medio, un media punra siempre malo pa la pelota, y un delantero aguja (excepto esa mítica Irlanda de los '90 con Cascarino y Aldridge en la delantera, que metían todas las pelotas que les llegaban). Una copia barata del fútbol británico y la mítica técnica del Kick and Run. Sin nadie que maneje la pelota, sin nadie que la baje. Si en esa zona eres bueno la pelota y te pasan la 10, eres un ídolo, pero pronto la fama te come y te deja ahogado en el alcohol. Si no pregúntenle a Paul Merson o a Paul Gascoigne (el caso de Gerrard se exceptúa, pues parece jugador de barrio, aunque vaya jugador de barrio, aunque sin exquisita técnica para mi -mmmm... claro, a excecpión de sus tiros a distanci). Una estrategia sencilla, ahora con el Trapo en la banca, despupés de haber pasado por puros Markarián en la banca (incluso el mismísimo Staunton pasó por la banca irlandesa, el prototipo de defensa irlandés). En fin, la cosa es que los irlandeses son malos, pero dan la vida en la cancha. Es igual que William Wallace, aunque este era escocés. Es que vivir con unos huevones que te jodan todo el día te hace generar ese carácter. Pero bueno, la cosa es que quedaron fuera por culpa de un tipo que siempre anduvo pontificando por el mundo, que siempre ha condenado la utilización de cualquier medio para lograr un fin, quedaron fuera por culpa de alguien que yo creía era uno de los más honorables del fútbol mundial.

Queda poco por comentar, sólo la tristeza de un pueblo entero en la que me incluyo. Mis ancestros llegaron de Monaghan, una tierra baldía, con mucho pantano. Cuentan que mi tatarabuelo llegó a Valparaíso y se casó con una peruana. Llegó por una condena del ejército irlandés, pues se había emborrachado una noche y lo habían pillado con otra mujer. Vino a pagar sus culpas al culo del mundo, como deben asumirse las responsabilidades en la edad de la razón. Dudo que Henry pueda volver a dormir tranquilo, aunque al menos se demoró veinte minutos en pedirle pedón a Richard Dunne después del partido (y no como Diego, que se demoró 20 años en pedirle perdón a Peter Shilton). Es difícil relatar esto, pero cuando suene el pitazo inicial en Sudáfrica, habrá una herida abierta, el aullido del cuervo que resuena en la mente de Oliver Cromwell hasta el día de hoy, el llanto de todos los muertos en manos de tropas británicas, y el sollozo de un Shay Given y un Robbie Keane compartiendo la vigésimonovena Guinnes en un bar de Dublin, mientras los borrachos de al frente cantan la tradicional "Galway Bay".

A esta altura me da lo mismo Tití y toda su onda media fleta. A esta altura no tengo ganas de saborear un paté de hígado de la Provence. A esta altura tengo ganas de beber una guinness, mientras una gaita resuena a lo lejos, mientras veo a Schillachi irse sólo en demanda del arco en los cuartos de final de Italia '90, apunta y le yerra al balón. Se realiza el saque de meta, la agarra Cascarino, la mete de chilena, y llegan a la final contra Alemania, donde ganan a penales, tal como lo hicieron con Rumania en los octavos.

Un homenaje a ti Irlanda, pues Chile también jugará por ustedes. Ojalá nos toque con Francia en el grupo y podamos vengar la derrota.

Por un brazalete celta para la selección chilena.

p.d- la fotografía es de La Voz de Galicia. http://www.lavozdegalicia.es/deportes/2009/11/19/00031258633488744730607.htm

Labels: , ,

1 Comments:

Blogger guachupe said...

Querido amigo Alberto Coddou. Puedo y quiero imaginar lo que sientes cuando ves a Irlanda perder la posibilidad de ir al Mundial.
Creo que no existe decepcion mas grande cuando el mundo vuelve y vuelve a dejarnos en claro como si fuera un proceso natural que generalmente ganan los mas populares, los mas grandes, los con mas poder, pero no necesariamente los mas buenos o en este caso los que nos gustan a nosotros.
Aun asi lo hermoso del futbol es que aun la tragedia esta entregada a lo humano. Y con esto digo que un partido se puede ganar con un tiro cruzado arriba o con la mano. La trampa esta presente y estara presente en el planeta futbol porque tambien es un argumento de la vida, porque quizas es el argumento revolucionario que nos permite que un gordo villero, solo contra el mundo le haya ganado al equipo mejor alimentado y entrenado que ha tenido Inglaterra, una reivindicacion justa que la vida pedia a gritos. (Se que Santamaria me lo corregira, pero es un argumento de estilo)

El dia que nos pongan 20 arbitros con un rayo laser en la entrada del arco para ver si la pelota paso o que exista posibilidad de cambiar los partidos en la sede de la FIFA....ese dia....ese dia estamos muertos...

nelson alveal

2:09 PM  

Post a Comment

<< Home