Sunday, October 22, 2006

Sobre la previa y las estadísticas.

Mi padre siempre ha afirmado que los argentinos "son buenos para la previa". Algo de razón tiene. Son capaces de hacer programas sobre un partido por-venir que duran inclusive más que el mismo partido. Y es en la previa donde se empiezan a jugar las primeras cartas de una absurda y eterna lucha por controlar el devenir, por predecir el futuro.
Se repasan una y otra vez las formaciones de los equipos, poniéndose inclusive mayor énfasis en las ausencias que en las presencias. La negatividad (el que no va a estar) calza perfecto en el juego del "podría ser - podría haber sido - será", porque es la esencia misma de la especulación y lo inconcluso frente a una verdad inevitable: el partido terminará en algún momento y tendrá un resultado que jamás se modificará.
Lo que no pasó es lo que permite seguir hablando del partido (imaginándolo en lo que no fue) incluso días después que acabó.
Luego vienen entrevistas, que en verdad no son más que un par de preguntas al paso a jugadores y técnicos desde que bajan del bus y van a camarines. "¿Cómo te sientes? ¿Cómo ves al equipo?" serán preguntas que se repetirán una y otra vez, y siempre tendrán una respuesta "tipo" por parte del entrevistado. Así como una receta que se vuelve a cocinar cada fin de semana. Se espera en esas entrevistas que haya algo que permita adelantar un resultado, algun "dato" como en la hípica, pero siempre es lo mismo, y a no ser que alguien se lesione entre el bus y entrar a la cancha, rara vez transcurre algo que marque radicalmente el devenir.
Después empiezan las estadísticas. Normalmente se comiezan a decir antes de que los equipos entren a la cancha, y se continúan diciendo a lo largo de todo el partido.
La estadística es tal vez lo más burdo que se puede hacer con el fútbol. Es solamente el tecnocrático resultado de la recopilación de los mas diversos tipos de información y cuantificación imaginables. Como más de uno dice por ahí "las estadísticas están para romperlas". Nada más cerca de la realidad, cada nuevo partido es un nuevo dato, un nuevo número, una nueva fuente de datos para almacenarse y volver a comentarse en las frías expresiones numéricas para la próxima oportunidad.
La mayor falacia está en pretender que una estadística condena un partido en su resultado, hasta el punto que no valiera la pena verlo, sólo calcularlo.
Las ansias proféticas de los periodistas del fútbol no terminan aquí: a medida que avanza el segundo tiempo (incluso he visto frescos que lo hacen en el primero) empiezan a hablar que "el partido está sentenciado", o "cerrado". Como si no pudiera pasar nada más, como si hubiéramos sido capaces de dominar el futuro, de controlar el devenir. Como si no se pudiera dar vuelta en diez minutos una final que se perdía 3-1.

Finalmente, el circo de la previa y las estadísticas son una burda manera de autoengañarnos como seres humanos, de pretender controlar lo que no podemos controlar, de pretender ocupar el espacio de un Dios muerto y en podredumbre, de darle pega a los periodistas deportivos.

José Manuel Ferreiro

4 Comments:

Anonymous Beto, pero no el de los de abajo said...

Valioso aporte del señor Ferreiro. Aún así, es también interesante interpretar las "tediosas previas" desde la perspectiva del futbol como una guerra. Así, los comentarios sobre tácticas o sobre cierta personalidad del equipo(ejemplo: la garra charrúa) no vendrían mal cuando se trata de la estrategia de guerra que, quiéralo o no, está muy presente en el futbol.

7:55 AM  
Anonymous and_res_vida_l said...

que bueno que se renovo este sitio, y que mejor en manos de don jose emar (estoy harto) a ver si nos trae popularidad y comentarios a este al parecer alicaido blog.......... saludos
ahora, si bien en la medula espinal del asunto estoy de acuerdo, no obstante, admiro en nivel d edsato manejado por T y C sport, y tambien por el programa futbol d eprimera, en que tienen datos de este calibre, por dar un dato "facundo fulano, ha marcado 4 goles en este torneo y cada vez que marca su equipo gana"
ese nivel de estadistica lo encuentro extraordinario, e sun nivel de erudicion periodistica que ya lo quisieran los papanatas de acá.... hay otros datos mas finos, es decir, no solo comprueba mas gusto por la pelotita, sino que ademas se acompaña en prolijidad y organizacion en el desempeño del profecional......
y ojo que estos datos no van a dar en equipos como boca, river racing o en los amargos de independiente, sino que en equipos como almagro, talleres y chicago......... y para ello no e snecesario oir a un cansador y por lo demas casi siempre despistado comentarista, sino que basta con introducir un cuadrito, con el dato, de esta manera nos ahorramos a los julio martinez, cuyos datos de erudicion son mas bien perspicacias del corte:
"este chico fredy gonzález, será pariente de omar gonzález gran lateral derecho del santiago nationaL QUE cumplió una notable campaña en la liguilla de promoción del 43"..
en fin.... si bien la sestadisticas manejados con fines de manipulación sobre el ocurrir del partido no son mas que la autoafirmaCION soberbia y ahistórica de la avidez de sí del hombre moderno, no obstante, en cierto sentido otorgan datos sabrosos que amenizan a veces aburridos partidos o monotonbos semanarios d egoles vistos mil veces una y otra vez
ah! en fin chau...... saludos y me cansé de explarme, es más ni siquiewra voy a repasar el contenido d ela demencia, ojalá quede legible
chau

7:05 PM  
Anonymous ignacio said...

Junto con decirle al señor Vidal que este blog nunca ha estado "alicaido", sino m{as bien, silencioso, debo decir que concuerdo con {el en lo que se refiere a las estad{isticas. En realidad hay que saber discriminar entre estadísticas buenas y las malas. Un ejemplo del dato malo es J.M., como bien se dijo, pero peor me parece Solabarrieta, que como ningún otro valora desmedidamente las estadísticas y las pone como lo principal, las remarca, las eleva a una categoría desmesurada. En casos como el Solabarrieta concuerdo con Ferreiro, sin embargo hay datos buenos, por ejemplo cuantos subcampeonatos tiene palestino o el vial, o la cantidad de goles en primera que lleva Monje, o que colo-colo o la U no ganan hace no sé cuanto tiempo en Osorno o en Clama o en donde sea, etc.... Eso puede agregar algun condimento al partido, creo yo.

Ignacio.

11:04 AM  
Anonymous Anonymous said...

pienso que una cosa no quita la otra. no se rechazan, más bien se despliegan en conjunto. el porvenir como venir futuro fuera de toda planificación y la inclinación humana de querer planificarlo todo. es más, el hombre planifica a en vistas a posibilidades futuras que siempre van a ser futuras y nunca presente, es decir, lejos de sus dominios.

en otras palabras: podemos pensar en un futuro (estadisticas, planificacion, representacion de una actualidad) al tiempo que un inevitable por-venir se escapa cada vez viniendo y posobilitanbdo el devenir.

luis felipe oyarzun

6:00 PM  

Post a Comment

<< Home